Cuentos Chinos @TEA, Tenerife

18 Overhead Projectors, microcontrollers, motors, mixed media, variable dimensions, 2009.

Foto: Efraín Pintos
click here for a high resolution image (right click and save targe as....)
Descarga esta imagen en alta resolución(botón derecho y "guardar como...)

Cuentos Chinos (Chinese Stories) is an installation developed for a space of around 60 m2. It is inspired by the traditional Chinese Shadow Theatre. In this instalation the "actors" are cheap chinese products which were bought in the popular "all for one Euro" stores.
The products are connected with around 110 motors, solenoids, fans etc and distributed over 18 small theaters with 36x40 cm base. These sceneries are standing on top of Overhead projectors so that their moving shadows will be cast to the walls of the space. The visitor will be part of an overall machinery which is composed by these cheap, often funny and pastiche products. The more abstract idea of a globalized economy will be focused to an absurd theatre. The title "Cuentos Chinos", is the spanish word for "tall story" or "whopper" and gives the work a double meaning.

Texto de Claudio Marrero, comisario de la exposición

"La postmodernidad, el turismo, sus consecuencias para el territorio y la sociedad, o las contradicciones de su propia vida artística fueron, durante muchos años, los argumentos de trabajo de Ralph Kistler (Munich, 1969).
En Cuentos Chinos Ralph Kistler se centra en la investigación de fenómenos propios de la sociedad contemporánea tomando su entorno como referencia para refexionar sobre situaciones de carácter universal.
“He ideado varias estrategias para presentar mis instalaciones usando el arte electrónico, la interactividad, la óptica o la introducción de objetos cinéticos”.
Tecnología de la baratija. Artefacto alegórico, cavernícola y caníbal, que desenmascara la máquina del consumo.
“La ambigüedad e ironía son dos estrategias claves de mis proyectos que me permiten conseguir un diálogo a diferentes niveles con el espectador, presentándole una complejidad conceptual que no obstante se explica en sí misma con la escueta observación del objeto expuesto”.
Cuentos Chinos se compone de 18 pequeñas escenografías montadas cada una sobre un retroproyector de transparencias para crear un omnipresente “Teatro de las sombras” que envuelve el espacio expositivo de Área 60. Todos los objetos utilizados fueron comprados en tiendas chinas. Conectados a motores, solenoides y diferentes circuitos electrónicos creando así un cuerpo
casi orgánico, turbador y ruidoso, una máquina misteriosa que tiene como único fn proyectar su propia sombra.Concebidas originalmente como juego infantil, las sombras chinescas dieron vida al teatro de sombras que, procedente de Oriente, se popularizó en Alemania y Francia, y posteriormente en todo el mundo.
Cuentos Chinos pretende revisar nuestra percepción de la cultura de consumo occidental, jugando con nuestras ansiedades y prejuicios, en vísperas de un nuevo orden económico mundial."





Patrocinadores/ Sponsors
TEACabildo TenerifeGobierno de Canarias